Acusan a Riot Games de retrasar el proceso de investigación por discriminación de género en la empresa

La desarrolladora debía cumplir con una orden judicial donde se exigió dar aviso a sus trabajadores sobre su derecho a hablar con la agencia gubernamental

Esto te puede interesar: Riot ha revelado las recompensas para Mes del Orgullo 2021

El Departamento de Vivienda y Empleo Justo de California (DFEH), misma agencia a cargo del caso de Activison-Blizzard, acusa a Riot Games por retrasar el proceso de investigación sobre los casos de discriminación de género en la empresa.

Un comunicado de prensa del gobierno informa que el DFEH pidió al Tribunal Superior de Los Ángeles, el día 4 de junio, que obliga a Riot Games a cumplir con una orden judicial donde se requiere a la empresa dar aviso a sus trabajadores su derecho a hablar con la agencia gubernamental.

El aviso menciona que pueden participar en cualquier acción contra Riot Games sin tomar a represalias.

¿Qué pasa con los trabajadores?

En 2019, el estudio anunció que había llegado a acuerdos conciliación con un aproximado de 100 mujeres que habían renunciado a sus reclamos y derechos sin previo aviso. Esto luego de una investigación dentro de la empresa sobre acoso sexual, agresión sexual y discriminación sexual.

En enero de 2021, el gobierno solicitó de manera oficial los acuerdos para una posterior revisión del caso, estos se recibieron apenas en abril. Dentro de estos acuerdos, se deja en claro que los trabajadores de Riot Games no podían hablar voluntariamente con el gobierno sobre las violaciones en el lugar de trabajo.

Asentamientos

Kevin Kish, director del Departamento de Vivienda y Empleo Justo de California, habló sobre los asentamientos.

«Los acuerdos que intenta impedir que las personas presenten una queja o ayuden en un caso del DEFH van en contra de las disposiciones contra las represalias y contra la interferencia de la Ley de Vivienda y Empleo justo», mencionó.

Según reporta The Verge, Riot negó la declaración de la DFEH, y explican que no hay nada dentro del documento que prohíba a los trabajadores hablar al gobierno. El vocero de la empresa envió una captura de pantalla con una porción del acuerdo de indemnización de la empresa.

«Nada en este acuerdo le prohíbe denunciar posibles infracciones de las leyes o reglamentos federales o estatales a ninguna agencia o entidad gubernamental».

Agregando que este habría sido el lenguaje estándar en el acuerdo de indemnización de la empresa durante años. Si se determina que esto último es falso, infringiría las medidas contra represalias y contra interferencias en la legislación estatal.

Fuente: [Axios]

Deja un comentario